Rejuvenecer no está en la piel

Volver a comenzar y a los comienzos rejuvenece. Por eso es conveniente relacionarse con profesionales que empiezan a abrirse camino. Si además son artistas, la sensación de frescura y emoción aumenta considerablemente. Si para colmo son actores y actrices, el lifting es total, sin anestesia, e indoloro. De verdad, la juventud no conviene asociarla únicamente a la piel.

Os confieso este sentimiento porque ayer fui a ver una obra de teatro impactante en la que actúa Claudia Melo. Es la guapísima joven que ha hecho de modelo para la Colección La Mirada de Goya y La Comedia del Arte. Digo bien «hizo» porque ella es actriz. Y sobresaliente, dicho sea de paso.

ESTRENA ALGO VERDADERAMENTE NUEVO

Acostumbramos en vacaciones para ir a ver estrenos teatrales y cinematográficos. Resulta gratificante, la verdad. ¿Pero algun@ se ha planteado qué se cuece por salas alternativas? Os aseguro que es vibrante. Es una inyección de renovación auténtica. Os confirmo que vuelves como nueva, desempolvada de agotadoras recurrencias, guiones e historias manidas, y de efectos especiales previsibles que adormecen nuestra imaginación y planteamientos de vida, las más de las veces.

Quítate años. Tira de vaqueros, plumífero, y zapatillas de deporte para ir al teatro. Abre la mente y acomódate en una butaca de cualquier fila (porque todas están cerca del escenario). Piensa que por algo más de una hora eres una hoja en blanco y déjate contagiar por lo que el nuevo talento está dispuesto a entregarte. En fin, lo que nos ocurría diariamente por aquellos años veinte de nuestras vidas.

Valle Intramp es una adaptación que el novel dramaturgo Kees Harmsen ha realizado de la esperpéntica Luces de Bohemia. Están todos los personajes de la obra de Valle Inclán. También está el Madrid de Valle. Está la ruina económica y moral. Está el fracaso y la muerte. Está todo pero enmarcado en la realidad del S. XXI. Es Valle pero también es Harmsen. Es provocadora como lo fue en 1920. Por eso, en algunas ocasiones, conviene coger aire e inspirar y expirar.

Después de la función tienes la oportunidad de charlar y tomarte algo con el director, los actores, los técnicos, la acomodadora, el de la taquilla… Son vivaces y chispeantes. Cultos y comprometidos con su ancestral oficio. ¿Acaso puedes acceder a algo así en otro tipo de teatro en tu ciudad?. Merece la pena estrenar algo tan nuevo. Si no lo has hecho nunca, te invito a vivir una experiencia de este tipo y caerás en la cuenta de que es el mundo de las compañías teatrales que se han ido sucediendo a lo largo de la historia del hombre. Quién sabe si ayer tuve la ocasión de conocer a un universal sin saberlo.

Puedes verlos en Nave 73 y en el mes de abril en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares.

TE CUENTO NUESTRA HISTORIA

El personaje de Claudita lo interpreta Claudia Melo (carambola). Ya sabes que Pepita t y el arte van de la mano.  Si no fuera por él, estaríamos atracadas en un dique seco sin estímulo alguno. Cuando llegó el momento de plantearse con quién contar para dar vida a las prendas, pensamos que una artista sería lo coherente. Tirando del hilo (que de costura se trata), conocimos a esta joven valenciana una amable mañana de septiembre. Tomamos un café en una terraza y empezamos a conversar.

Todo era incertidumbre, como no puede ser de otra manera en una joven que llegó a Madrid con 17 años con el firme propósito de dedicarse a la interpretación hace menos de una década. Parece una historia guionizada pero es real como la vida misma. «Cuando tuve fiebre al poco de trasladarme, llamé a mis padres llorando porque no sabía qué hacer», recordaba riéndose; ¡pobres padres!, pensé yo compungida.

Me impactó la seriedad con la que se toma su oficio. Me fascinó cómo es capaz de descartar trabajos fáciles mediáticamente rentables. Me enorgulleció comprobar cómo pese a las dificultades está empeñada en dignificar la profesión dignificándose a sí misma. Se ha formado en la escuela de Cristina Rota y con Darío Facal. La has podido ver en series de televisión (El Barco, Amar es para Siempre, El Comisario…) y en películas como Hablar. En teatro estuvo fabulosa en El perverso mundo de los cubitos de hielo, obra escrita y dirigida por Joaquin Górriz.

El día de la sesión fotográfica se metió en la piel de Colombina, de Arlequín, de Pierrot… Las prendas lucían magnéticamente. Tiene una elegancia innata. Cuando los focos se apagaron, después de una jornada dura por «exigencias del guión», regresó a su rutina: ensayos, castings, esperanzas…

Se merece este post y mucho más por su generosidad y por  describir su profesión como lo hace una amiga suya: «ver y ser vista, escuchar y ser escuchada. Ser intérprete, llevar las palabras de otro a la boca, al corazón, para cambiar no inútilmente el mundo». Contagia ilusión.

FELIZ NAVIDAD

Deja un comentario

Queremos ayudarte a estar fabulosa. Si te registras, te descontamos un 10 % en tu primera compra.

Gracias, podrás disfrutar de un 10% de descuento en cualquier compra, insertando el código de descuento: promocion2019

Error. Por favor inténtalo de nuevo

Pepita t usará tu email para informarte de futuras promociones.