Madrid abierta al mar

Bajo la sombrilla
Bajo la Sombrilla

Durante estos días Madrid está abierta al mar. Os lo desvelo no solo a quienes habéis incorporado el arte y la cultura a vuestras vidas, sino también a las que necesitáis evadiros y recuperar la energía que el sol y el mar nos regala. La Fundación Maphre expone una joya bajo el título Redescubriendo el Mediterráneo que es un absoluto remanso de paz y luz.

Los que vivimos en Madrid somos unos privilegiados. Es cierto que tiene sus inconvenientes pero se contrarestan facilmente. Lleva décadas desafiando al resto de capitales europeas por su intensidad (es una 24/7) porque es difícil encontrar una ciudad que vibre de una manera tan genuina. ¡Lástima que esté rodeada únicamente de tierra!

EXPERIENCIA SENSORIAL

Por eso resulta una experiencia sensorial visitar esta exposición. Reservadla un hueco para abstraeros de tanto trajín y volver a recordar los olores, los sabores, y los colores de las costas mediterráneas: Mallorca, Barcelona, Jávea, Sant Tropez, Marsella… Me pareció volver a esos días despreocupados en los que las horas corren al compás de los tranquilos latidos del corazón .

Si cerramos los ojos, podemos imaginar que aspiramos el aire salado de sus aguas e incluso sentir el calor del sol en la piel. Parece como si en el Mediterráneo nada malo pudiera ocurrir. Únicamente son posibles la armonía, la alegría, y la belleza para deleite de nuestros sentidos.

En el Paseo de Recoletos dan vida a esta exposiciónn obras de un nutrido grupo de artistas españoles, franceses, e italianos de finales del S. XIX hasta el final de la II Guerra Mundial. Sus salas se han contagiado de un cierto ambiente marinero, portuario, de entornos naturales salvajes, y de la cultura española. Todos ellos son los verdaderos protagonistas.

ENTRE TODOS, UNO

Los artistas escogidos – Sorolla, Matisse, Picasso, y Campigli, entre otros – han capturado instantes de serenidad luminosa en torno a este mar tan azul. Se pueden admirar un total de cuarenta obras (pintura y escultura) cuyo eje es este lugar idílico, símbolo de reconciliación con el pasado. Y todo ha sido posible gracias a relevantes museos prestadores y coleccionistas particulares.

De las paletas de estos artistas han salido colores puros. Algunas visiones del Mediterráneo – como la idealizada por el catalán Hermén Anglada – consiguen que sus figuras «exploten» por su intensidad y por el colorido tan vibrante que consiguen. La interacción con el visitante es tan particular que hacen sonreir.

Pero entre todos, uno. Por su elegancia. Aunque sinceramente resulta innecesario explicar por qué puede enamorar por encima de tanta excelencia una obra . Supongo que ocurre porque impacta en el instinto, y contra eso… Con las personas ocurre de la misma manera.

MUY BOHO CHIC

La obra lleva por título «Bajo la sombrilla». Su autor es Luis Masriera. Un óleo que plasma una escena amable de playa cuya protagonista es una enorme y llamativa sombrilla japonesa. Cobija del sol a dos muchachas. No se me ocurre nada más chic y estiloso para preparar un outfit playero. Qué buen gusto. Seguramente se encontraba clavada en la arena de Sant Andreu de LLavaranes durante esos años en los que las playas de Barcelona – como las del resto de España – eran lugares para tomar baños de sol, beneficiosos no solo para el cuerpo sino también para el alma.

Luis Masriera tenía un gusto exquisito. Lo dedicó, a su vez, a crear obras de orfebrería maravillosas (también fue escenógrafo y director teatral). Reintrodujo el esmalte translúcido y opaco con el que Renè Lalique diseñaba y creaba piezas de una delicadeza y modernidad inigualables. Y es que eran los gloriosos años del Art Nouveau y el Art Decó.

La moda boho chic tiene mucha influencia de estos movimientos artísticos. A finales del siglo XIX la cultura japonesa irrumpió con fuerza en Europa y los artistas de la época (como Fortuny y Rusiñol) lo incorporaron a su imaginario. Quimonos, abanicos, biombos, flecos, farolillos, velas, bolsas rasadas con motivos orientales… ¿Os suenan amantes de lo boho?

Hasta el 13 de enero os espera el Mediterráneo en Madrid, como lugar de libertad artística. Una gran excusa para relajarte y salir contagiada de esa paz, alegría,y felicidad que estos genios capturaron.

* «Bajo la sombrilla» de Luis Masriera (1926)

Deja un comentario

Queremos ayudarte a estar fabulosa. Si te registras, te descontamos un 10 % en tu primera compra.

Gracias, podrás disfrutar de un 10% de descuento en cualquier compra, insertando el código de descuento: promocion2019

Error. Por favor inténtalo de nuevo

Pepita t usará tu email para informarte de futuras promociones.